11 de Junio, Dia Mundial del Cáncer de Próstata

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula situada en la pelvis bajo la vejiga en los varones. La función de la próstata es producir parte del líquido que protege y nutre a los espermatozoides en el semen.
La uretra, que es el conducto que transporta la orina y el semen fuera del cuerpo, pasa por el centro de la próstata y es donde además se unen el líquido seminal de las vesículas seminales y los espermatozoides que vienen de los testículos a través de los conductos deferentes.

Cualquier cambio o procesos patológicos tanto benignos como malignos que se produzcan en la próstata, puede provocar alteraciones al orinar.

¿Qué es el cáncer de próstata?

En la próstata se encuentran varios tipos de células, pero casi todos los casos de cáncer de próstata se desarrollan a partir de las células glandulares. Con el fin de reemplazar a las células envejecidas o muertas y mantener así el correcto funcionamiento, estas células tienen mecanismos que les indican cuando dividirse. Si estos mecanismos se alteran, se inicia una división incontrolada que con el tiempo dará lugar a un tumor o nódulo. Si estas células además invaden tejidos y órganos cercanos (infiltración), se trasladan y proliferan en otras partes del organismo (metástasis) se denomina tumor maligno.

¿Se puede prevenir el cáncer de próstata?

Entre los factores de riesgo la alimentación juega un papel importante y es un hábito que se puede modificar. Por este motivo las dos principales medidas preventivas son: evitar dietas ricas en grasas de origen animal y aumentar el consumo de alimentos ricos en licopenos, como el tomate.

¿Cómo se diagnostica?

El tacto rectal y la determinación del antígeno específico de próstata (PSA), que se realiza a través de un análisis de sangre, se utilizan como pruebas de cribado. El diagnóstico definitivo de la enfermedad se realiza mediante examen microscópico de una muestra de tejido tomado a través de una punción y aspiración con aguja fina (PAAF) o una biopsia por aguja.

¿A partir de qué edad se debe hacer un control de cáncer de próstata?

Actualmente hay controversia sobre los beneficios de realizar pruebas de cáncer de próstata a la población en general, screening, pero sí se recomienda a partir de los 50 años realizarse un tacto rectal y un análisis de sangre para medir la determinación de PSA (antígeno específico prostático).