14 de Abril, Día del Mal de Chagas

MAL DE CHAGAS

Magnitud del Problema

Distribución

La enfermedad de Chagas se encuentra principalmente en América Latina, pero en las últimas décadas se ha observado con mayor frecuencia en los Estados Unidos de América, Canadá, muchos países europeos y algunos del Pacífico Occidental.

La enfermedad de Chagas es producida por el Trypanosoma cruzi, parásito que se transmite principalmente a través de un insecto hematófago llamado popularmente “vinchuca” que habita en techos, grietas, muebles y en corrales y gallineros. 

La infección también se puede adquirir mediante transfusión de sangre, transmisión congénita (de la madre infectada a su hijo) y órganos donados, aunque estos modos de transmisión son menos frecuentes.

La enfermedad de Chagas se ubica como la tercera enfermedad infecciosa de importancia en América Latina después del SIDA y la tuberculosis. 

Signos y síntomas

La enfermedad de Chagas tiene dos fases claramente diferenciadas. Inicialmente, la fase aguda dura unos dos meses después de contraerse la infección. Durante esta fase aguda circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos. En la mayoría de los casos no hay síntomas o éstos son leves.

Puede haber fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico. En menos del 50% de las personas picadas por un triatomíneo, un signo inicial característico puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado.

Control y prevención

No hay vacuna contra la enfermedad de Chagas. Originalmente  T. cruzi sólo afectaba a los animales silvestres; fue después cuando se propagó a los animales domésticos y los seres humanos. A causa del gran número de animales silvestres que sirven de reservorio a este parásito en las Américas, no puede erradicarse. En vez de ello, los objetivos de control consisten en eliminar la transmisión y lograr que la población infectada y enferma tenga acceso a la asistencia sanitaria.

En Argentina, existen cerca de 2 milllones de infectados y el 20% de la población se encuentra en riesgo de contraer la infección. En Tolderías, el 35% de la población tiene chagas. Estos datos se obtuvieron del relevamiento serológico realizado en el año 2010 por parte de "Cuerpo & Alma". En nuestro país hay 2.000.000 de infectados y aproximadamente 7,3 millones de individuos viven en riesgo de infectarse, por lo que se considera la principal endemia del país. (OPS/OMS, 2006). 

Objetivo principal: 

•Limitar la transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas y lograr el control médico, mediante su diagnóstico y tratamiento. 

 Objetivos generales:

 •Disminuir la morbi-mortalidad de la población
•Obtener un diagnóstico socio-sanitario de la población, con relevamientos serológicos y clínicos.
•Garantizar el tratamiento a las personas infectadas.
•Realizar vigilancia entomológica del domicilio y peridomicilio.
•Lograr un adecuado control vectorial mediante fumigación periódica con personal capacitado.
•Mejorar el ordenamiento de las viviendas y peridomicilios.
•Aplicar estrategias educativas orientadas a la comunidad trabajando articuladamente con las escuelas, con una modalidad bianual. 
•Desarrollo y control de indicadores.